Cámaras CCTV

Un Sistema de seguridad CCTV es una red conformada por cámaras de video, que permite tener una vigilancia constante en cualquier escenario, interior o exterior, los cuales se han convertido en un factor fundamental para la prevención y control de riesgos. 

Los objetivos principales de la función de los sistemas de seguridad CCTV son:

  • Reducir pérdidas
  • Reducir incidentes de inseguridad
  • Mejoramiento de la efectividad de los trabajadores de una empresa
  • Controlar el acceso a áreas restringidas
  • Vigilancia constante las 24 horas del día


Adicionalmente, el CCTV ha tomado un rol de control y supervisión cuyo objetivo es mejorar la efectividad de la empresa, así como también brindar protección a las personas y sus bienes. A continuación se detallan las funciones que posee un sistema de CCTV, sus objetivos principales y las ventajas que puede generar la implementación de estos sistemas:

  • Supervisión y control: El efecto más importante para la adquisición de un sistema CCTV es obtener una mejor supervisión y control sobre las personas y las cosas. Un buen sistema CCTV permite monitorizar un área extensa y hacer más efectiva la vigilancia. Con sistemas inteligentes se pueden configurar reacciones diferentes (email, sirenas, llamadas automáticas, iluminación, etc), según el área, horario ó incidente en cuestión.
  • Reducción costos de vigilancia: Un sistema de CCTV reduce la necesidad de personal de seguridad. La supervisión puede ser de la misma área, pero también de áreas remotas en diferentes ciudades ó hasta diferentes países. De esta manera, una persona de seguridad puede cubrir diferentes ubicaciones, y además, el uso de video inteligente y detectores integrados, pueden avisar al vigilante.
  • Reducción de pérdidas por robos: Los robos en una empresa ó residencia pueden ser producidos por clientes, empleados ó personas ajenas (ladrones ó intrusos). Para todos los casos, un sistema CCTV es un factor muy importante y determinante que puede reducir considerablemente las pérdidas. No solamente porque las personas se cuidan más cuando notan que están siendo vigiladas, sino también porque reconocen que es muy fácil descubrir a los culpables solamente revisando las grabaciones.
  • Disuasión: El factor principal en reducir ó prevenir robos es la disuasión, ya que se previene y evita el incidente con solo el hecho de contar con un sistema CCTV a la vista de todos.
  • Evidencia: Con un sistema CCTV, la evidencia de cualquier robo ó acción delictiva queda grabada, y puede ser utilizada como factor convincente en acciones legales ó despidos justificados de trabajadores.
  • Mejoramiento de la efectividad de los empleados: Un factor importante pero difícil de medir y por lo tanto olvidado, es el mejoramiento de la efectividad de los empleados. El control y la supervisión contínua por un sistema CCTV, hace que los empleados trabajen de manera más efectiva, y por lo tanto sean más productivos.
  • Análisis de razones por fallas: Cuando hay fallas ó errores en la producción ó en el servicio de una empresa, se pueden revisar posteriormente las grabaciones y determinar cuales fueron las razones del problema, para entonces poder tomar medidas que puedan corregir y evitar otros en el futuro.